Trump anunciará este viernes cambios en política hacia Cuba

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

Nueva York.- El presidente Donald Trump anunciará su nueva política hacia Cuba este viernes en Miami, por la que modificará varias regulaciones sobre viajes e interacciones de negocio promovidas por el gobierno de Barack Obama, pero no anulará la apertura diplomática ni cerrará todas las avenidas de inversión.

Aunque hubo preocupación de que Trump estuviera considerando revertir y posiblemente anular la iniciativa de Obama la cual había llamado un “acuerdo malo”, un intenso cabildeo del sector privado, gobernadores, y hasta agrupaciones cubanoestadunidenses a favor de la apertura ha logrado aparentemente frenar los cambios más radicales promovidos por el sector ultraconservador de Miami y políticos como el senador Marco Rubio y el representante federal Mario Díaz Balart.

Según altos funcionarios de la Casa Blanca, el enfoque es “un reajuste” para evitar enriquecer al sector militar y de inteligencia del régimen cubano, ya que “Trump desea que los beneficios le lleguen solo al pueblo cubano”.

Las medidas, explicaron, tienen el propósito de “limitar el flujo a los elementos opresores del régimen cubano”. Subrayaron que intención de Trump nunca fue anular el acuerdo, sino más bien “mejorar un acuerdo malo”.

Pero los funcionarios, en comentarios este jueves a reporteros, resaltaron el lado político interno para esta decisión. “En septiembre de 2016, Trump prometió en Miami que reajustaría la política” de lo que calificó como un “acuerdo malo…. Con esto esta cumpliendo su promesa”.

Recordaron que en esas fechas, la Organización de Veteranos de Bahía de Cochinos le otorgaron su apoyo como candidato presidencial, algo que Trump consideró “un honor”, ya que ellos se habían dedicado a “restaurar libertad y justicia” en Cuba .

De hecho, se espera que Trump anunciará y firmará su nueva política en el Teatro Manuel Artime, nombrado en honor a uno de los líderes de la Brigada 2506 que intentó invadir Cuba con el apoyo clandestino de Estados Unidos en 1961.

Nadie fuera del universo ultraconservador de Miami favorece un retorno a las políticas más severas del embargo, sino más bien todo lo contrario. En las encuestas nacionales, y hasta entre la propia comunidad cubano-estadunidense, amplias mayorías apoyan la apertura diplomática y comercial entre los dos países. La Cámara de Comercio y otras poderosas asociaciones del sector privado, las principales organizaciones de derechos humanos, organizaciones de latinos y hasta no pocos grupos de cubanoestaunidenses, ex altos funcionarios diplomáticos y militares estadunidenses entre otras poderosas fuerzas dentro de este país, no solo han aplaudido la apertura sino abogan por levantar el embargo.

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn