Rivera llegó tarde al cubismo y Picasso al muralismo

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

Ciudad de México.-La exposición Picasso y Rivera: Conversaciones a través del tiempo no tiene como propósito establecer comparaciones entre los dos grandes creadores del arte universal, aunque al recorrerla el público pueda darse la libertad de equiparar, contraponer, confrontar, diferenciar y hasta concluir que la genialidad de Diego Rivera logró trascender a la de su maestro Pablo Picasso pese a que éste intentara borrarlo.

Abierta al público desde el pasado viernes 9 de junio en el primer piso del Museo del Palacio de Bellas Artes (PBA), la exhibición organizada en conjunto con Los Angeles Museum County of Art (LACMA), donde se albergó de diciembre de 2016 hasta mayo pasado, muestra cómo ambos artistas compartieron los mismos métodos de aprendizaje, las influencias artísticas de la antigüedad clásica, una visión política e ideológica frente a la vida, una época, la de los prolegómenos de la Primera Guerra Mundial, un espacio en el famoso barrio de Montparnasse en París, y uno de sus movimientos artísticos más reconocidos: el cubismo.

La idea, dice en un recorrido para Proceso Juan Coronel Rivera, nieto de Diego Rivera y curador junto con Diana Magaloni y Michael Govan, director del LACMA, es exponer cómo cada uno llega a su antigüedad, cómo la observan y sobre todo destacar que “la antigüedad que nos corresponde a nosotros, que no es la occidental, no era reconocida, ¡no se reconocía incluso hasta esta exposición!”.

Queda claro también, que en el juego de las correspondencias e intercambios artísticos, técnicos, estilísticos, Diego Rivera, al arribar a la famosa Ciudad Luz en 1909, “llega tarde al cubismo”. Y es que su primera obra cubista es más o menos entre 1912 y 1913. A su vez, “Picasso llega tarde al muralismo, cuando pinta Guernica hasta 1935 ya es muy tarde, entonces hay una reciprocidad y eso es fundamental”. (Proceso)

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn